top of page

Desmaterialización de facturas de proveedores

La factura electrónica está en proceso de generalización. Aproveche esta oportunidad para automatizar y digitalizar el procesamiento de facturas dentro de su empresa.


Desde el 1 de enero de 2020, cualquier emisor de facturas del sector público, desde grandes hasta microempresas, deberá enviarlas electrónicamente. Entre el 1 de julio de 2024 y el 1 de enero de 2026, la obligación se extenderá a los intercambios entre empresas privadas. La desmaterialización se está volviendo imprescindible, ¿por qué no generalizarla tanto como sea posible a todos tus procesos de facturación?


¿Listo para ir completamente digital? Anticipa tu transformación digital ahora


En Francia, las empresas que contratan con el Estado, las autoridades locales o los establecimientos públicos envían sus facturas en formato electrónico (Ordenanza n.º 2014-697) a través de la plataforma Chorus Pro. Ya sea que esta acción sea manual o automatizada, un gran número de empresas francesas ya saben cómo emitir facturas electrónicas.


Si bien aún deben definirse ciertos términos prácticos, el Artículo 195 de la Ley de Finanzas de 2021 (especificado por la Ordenanza No. 2021-1190 del 15 de septiembre de 2021) prevé la generalización de dichos intercambios a B2B. Con respecto a las facturas emitidas, corresponde a todas las empresas estar al día con la facturación electrónica, es decir, poder emitirlas a sus clientes, pero también estar preparados para recibir y utilizar este flujo desmaterializado de facturas de proveedores. El ahorro resultante en tiempo y dinero será aún mayor si ha ampliado el enfoque a todo el proceso de facturación (pasando por ejemplo a los procesos de validación interna y aprobación de asientos contables).





Desmaterializar sus procesos de facturación trae un cierto beneficio para la empresa:

La automatización conduce principalmente a una reducción en los costos de procesamiento.

Una vez transpuestos a los flujos de trabajo, sus procesos se vuelven más eficientes: los tiempos de procesamiento se acortan y los plazos de pago se controlan.

Las facturas en papel ya no circulan entre los distintos departamentos. Se facilita el acceso a documentos e información, se refuerza la seguridad y la trazabilidad


Procesamiento de facturas entrantes: ¿qué características?

Con la implementación de una solución de procesamiento de facturas, todos los canales de entrada convergen hacia un mismo proceso digital: facturas en papel escaneadas, documentos digitales recibidos por correo electrónico o descargados. Todos serán analizados con el fin de extraer información importante, que permita alimentar procesos de contabilidad o validación. La aplicación de una firma electrónica puede incluso permitirle destruir las copias en papel recibidas.


A partir de entonces, la información circula de forma automatizada entre los servicios, y permanece accesible en cualquier momento y en cualquier lugar.


Con ELO Invoice dominas todo el proceso de gestión de facturas de forma eficiente y personalizada.


Solicite un diagnóstico gratuito para evaluar las condiciones para implementar la solución de desmaterialización de facturas.






24 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page